elsiglo21.com

×

Advertencia

Se ha producido un error cargando el componente: com_tags, Componente no encontrado

Cuando todavía está a la espera de una investigación que determine de dónde surgió y quiénes son los responsables del sabotaje del desayuno escolar en las escuelas públicas, el licenciado Melanio Paredes suscribió el acuerdo conjunto este martes.

El desayuno escolar en esas áreas vitales estará bajo la responsabilidad de esos organismos durante ocho meses, a partir del actual y tendrá una inversión estructurada en 18 millones de pesos.

El ministerio de Educación encargó a los programas de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Mundial de Alimentos y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia el diseño e implementación de un plan para mejorar la logística, los protocolos de alertas tempranas y un sistema de vigilancia nutricional del desayuno escolar.

Cuando todavía está a la espera de una investigación que determine de dónde surgió y quiénes son los responsables del sabotaje del desayuno escolar en las escuelas públicas, el licenciado Melanio Paredes suscribió el acuerdo conjunto este martes.

El desayuno escolar en esas áreas vitales estará bajo la responsabilidad de esos organismos durante ocho meses, a partir del actual y tendrá una inversión estructurada en 18 millones de pesos.

El acuerdo, según informaron Paredes; Vallerie Julliand, representante residente del PNUD, y María Jesús Conde, de Unicef, contempla la adecuación nutricional de los productos ofrecidos en las escuelas, así como el análisis integral del impacto en los niveles nutricionales de los beneficiarios del Programa de Alimentación Escolar, nombre real del desayuno escolar.

Del mismo modo, Paredes indicó que con el acuerdo se busca incrementar la calidad y el impacto del desayuno, mediante intervenciones orientadas a mejorar el aporte nutricional y la calidad de las raciones, así como el manejo y control sanitario de los alimentos, el monitoreo y la efectividad de los recursos invertidos en el mismo, con la participación de la comunidad de padres, madres y maestros.

Melanio Paredes dijo que para el gobierno y para el Ministerio de Educación, la preservación del Programa de Alimentación Escolar que beneficia a más de un millón 500 mil niños y niñas en todo el territorio dominicano, es de capital importancia, es de prioridad, por entender que es el programa de transferencia social más importante en la actualidad.

El funcionario sostuvo que, en esa dirección, es imperativo su pleno y pronto restablecimiento con el componente fundamental de lácteos o leche, “pero que eso no se hará hasta tanto se garantice que se hayan controlado los factores que han generado en el pasado reciente las afecciones que han puesto en peligro la salud de niños y niñas en las escuelas”.