elsiglo21.com

×

Advertencia

Se ha producido un error cargando el componente: com_tags, Componente no encontrado

Rejep  trataba de abordar el vuelo AF-3543 de la aerolínea Air France, con destino a París, Francia; pero la droga fue detectada dentro de su equipaje por un perro entrenado que utiliza la DNCD, procediendo entonces oficiales de la DNCD a abrirla en presencia de un fiscal adjunto.

En el caso de Luckner, este declaró a miembros de la DNCD que reside en la comunidad haitiana de Saint-Louis y que se dirigiría con la marihuana hacia el municipio de Constanza.

La Dirección Nacional de Control de Drogas apresó a un francés y un haitiano con estupefacientes encima, al tratar de salir o de entrar al país.

El francés Camaj Rejep iba a salir por el Aeropuerto Internacional de Punta Cana, en Higüey, con más de cinco kilos presumiblemente de cocaína, y el haitiano Fenelón Luckner venía de su país cargando una libra de marihuana.

Rejep había ocultado cuatro paquetes de la sustancia, equivalentes a 5 kilos y 76 gramos, en una maleta de doble fondo, los cuales fueron detectados por la unidad canina de la dirección de drogas. 

Mientras que el haitiano Fenelón Luckner llegó a la Aduana de Dajabón con un paquete de una libra de marihuana en un bulto de material plástico, color azul.

Al dar la información, el portavoz de la agencia antinarcóticos, coronel Ramón Alcides Rodríguez Veras, indicó que el primer caso ocurrió próximo a las 9:00 de la noche, y el segundo, a media mañana, del jueves.

Rejep  trataba de abordar el vuelo AF-3543 de la aerolínea Air France, con destino a París, Francia; pero la droga fue detectada dentro de su equipaje por un perro entrenado que utiliza la DNCD, procediendo entonces oficiales de la DNCD a abrirla en presencia de un fiscal adjunto.

En el caso de Luckner, este declaró a miembros de la DNCD que reside en la comunidad haitiana de Saint-Louis y que se dirigiría con la marihuana hacia el municipio de Constanza.

Los dos frustrados narcotraficantes son investigados para luego ser puestos en mano de justicia en Higuey y Dajabón, respectivamente