elsiglo21.com

×

Advertencia

Se ha producido un error cargando el componente: com_tags, Componente no encontrado

Oficiales policiales asumieron las investigaciones para determinar las circunstancias en que resultó muerto anoche un hombre de 66 años, tras ser baleado por desconocidos mientras transitaba en una motocicleta por la avenida Lope de Vega esquina San Martín, del Ensanche La Fe, del Distrito Nacional.

Marcos Antonio Lara, murió a consecuencia de herida de bala en región dorsal sin salida, ocasionada por desconocidos, en circunstancias aún no precisadas, ya que la agresión no se registró en el lugar donde cayó abatido.

Lara transitaba a bordo de la motocicleta Suzuki AX100, color azul, por la Lope de Vega, en dirección norte-sur, cuando tras subir a la acera empezó a gritar “me mataron, me mataron” y luego se desplomó.

Minutos después se presentó al lugar una patrulla policial que procedió a trasladar al hombre al Hospital Central de las Fuerzas Armadas. Tenía en su poder la suma de RD$11,963 pesos en efectivo, sus documentos personales y varias recetas médicas.

De otro lado, más de 20 personas son investigadas con relación a la muerte por heridas de arma blanca del comerciante chino Yan Hunj Li (Luisito), de 44 años, perpetrada la noche del pasado lunes en el Restaurante “Chino Marisco”, ubicado en la avenida Sarasota, sector Bella Vista, del Distrito Nacional.

 

El extranjero murió a consecuencia de heridas punzo-penetrantes en distintas partes del cuerpo, ocasionadas por desconocidos en circunstancias que se investigan.

La Policía dijo que personal de la DICRIM interroga a ex y actuales empleados del referido restaurante, en cuyo patio fue apuñalado Hunj Li (Luisito).

Se recuerda que en principio fueron apresados para fines de investigación, los chinos Kwok Wai Lau (William), de 48 años; Yick-Chung Chu (Kenny), de 55, y Yik Tak Chu (Jackson), de 52, quienes se encontraban en el lugar celebrando una reunión de negocios con el hoy occiso.

El informe preliminar da cuenta que el hoy occiso se encontraban en el referido negocio tratando asuntos de negocios, pero que “Luisito” abandonó el encuentro y salió a la parte trasera del negocio a apagar la bomba de agua, mientras que los demás se quedaron conversando en el interior.

Agregan que al observar que “Luisito” no regresaba, “William” salió a buscarlo, percatándose alrededor de la medianoche que había su amigo había sido asesinado.

En las próximas horas se ofrecerán mayores detalles del caso, conforme avancen las investigaciones.