elsiglo21.com

×

Advertencia

Se ha producido un error cargando el componente: com_tags, Componente no encontrado

El contenedor con el cargamento ilícito llegó al puerto de Algeciras procedente de Guayaquil. En su interior, entre veinte toneladas de plátanos macho, se localizaron 162 kilos de cocaína que habían sido disimulados con un inédito sistema de ocultación.

Los narcotraficantes, para tratar de burlar los controles policiales ante una eventual inspección, rellenaron plátanos de plástico con la sustancia estupefaciente y los distribuyeron entre las piezas de fruta auténticas en cajas de diferentes palés. Tras intervenir la cocaína se procedió a la detención de los principales investigados en Madrid y en la localidad malagueña de Benalmádena.

Madrid.- 162 kilogramos de cocaína ocultos mediante un inédito procedimiento en el interior de plátanos de plástico, fueron decomisados por la Policía y la Agencia Tributaria española.

De hecho, las imitaciones con la droga, muy similares a las piezas reales, se encontraban disimuladas entre un cargamento de fruta auténtica proveniente de Colombia.

Cuatro personas han sido detenidas, entre ellas el presunto líder de la organización, quien viajó personalmente a la selva colombiana para preparar el envío. Los plátanos reales y las piezas falsas que contenían el estupefaciente fueron enviadas desde Ecuador, vía marítima, con destino al puerto de Algeciras.

La operación se inició a principios de 2010 tras localizar en la Costa del Sol a varios miembros de un grupo de narcotraficantes que traficaban con grandes partidas de cocaína en las localidades malagueñas de Benalmádena, Torremolinos, Fuengirola y Marbella.

Desde el principio de la investigación se estableció la vinculación de estas personas con dos empresarios de Madrid quienes, presuntamente, facilitaban la infraestructura necesaria para la introducción de la sustancia estupefaciente en nuestro país.

Los investigados remitieron al menos diez contenedores a modo de prueba cargados únicamente con mercancía legal. Gracias a las investigaciones de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria se pudo averiguar que habían ultimado los detalles para efectuar un nuevo envío que, en esta ocasión, ocultaría una importante partida de droga.

Finalmente, el contenedor con el cargamento ilícito llegó al puerto de Algeciras procedente de Guayaquil. En su interior, entre veinte toneladas de plátanos macho, se localizaron 162 kilos de cocaína que habían sido disimulados con un inédito sistema de ocultación.

Los narcotraficantes, para tratar de burlar los controles policiales ante una eventual inspección, rellenaron plátanos de plástico con la sustancia estupefaciente y los distribuyeron entre las piezas de fruta auténticas en cajas de diferentes palés. Tras intervenir la cocaína se procedió a la detención de los principales investigados en Madrid y en la localidad malagueña de Benalmádena.

La operación, que continúa abierta, ha sido realizada por agentes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Comisaría de Marbella y la Agencia Tributaria.